Translate

lunes, 29 de agosto de 2016

Pita pan árabe

Quién de nosotros no disfrutamos de un buen pan árabe Pita, la cual la puedes comer tostada y usarla como galleta para acompañar cualquier tipo de platillo, blanda para hacer rollos de cualquier ingredientes o rellenarlas y comerlas como un buen "wrap",  en fin, el uso es infinito, pero el comprar este tipo de pan, en ocasiones no están tan frescos como uno quisiera, o en su defecto, el costo es un poco alto para lo que realmente es.
Por todo esto y si quieres tener una Pita fresca y rica, he aquí la receta para hacerla, toma nota...


Pan Árabe (Pita)
Rinde para 6 grandes ó 12 pequeñas

Ingredientes :

1 taza de agua tibia
1 1/2 cucharaditas de levadura de sobre
1 cucharada de azúcar o miel
1 cucharadita de sal
Alrededor de 3 a 3 1/2 tazas de harina (puedes combinar y reemplazar 1 taza de harina blanca por 1 taza de harina integral)
1 cucharada de semillas de ajonjolí (opcional)
Un poco de aceite para la masa
Un poco más de harina para extender la masa
Un poco de harina de maíz para hornear



Procedimiento :

En un recipiente grande poner el agua y salpicar la levadura, deja reposar de 5 a 10 minutos, va a verse espumosa.
Adiciona a la levadura el azúcar o miel, sal y revuelve hasta que se disuelva todo.
Empieza a incorporar la harina 1 taza, mezcla y revuelve bien todo, la masa empezará a pegarse, puedes trabajar con las manos o con una pala de madera, amasa por unos minutos, después agrega 1/2 taza más de harina para que la masa no se pegue tanto, agrega otra media taza más y sigue amasando, y así sucesivamente hasta que termines con la harina.  Tu masa deberá verse suave y no tan pegajosa, si le hiciera falta más harina agrega la última 1/2 taza de más de lo contrario, es suficiente. En un recipiente grande aceitado (aceite vegetal), pon a reposar la masa.  Cubre con una toalla limpia y deja reposar en un lugar tibio por alrededor de 1 hora o hasta que la masa doble su volumen.
Golpea la masa para que se baje y transfiere a un lugar enharinado.  Amasa nuevamente por 5 minutos más, y después pesa y divide la masa en 6 ó 12 piezas iguales.  Amasa cada pieza por algunos minutos más, luego extiende la masa para hacer un círculo muy delgado, cerciórate de que siempre que estés amasando cada pieza tenga harina suficiente la superficie para que no se pegue.  Deja reposar los círculos por 30 minutos más.
Precalienta tu horno a 250°C.  Coloca tu charola en el horno por 1 ó 2 minutos para calentarla, luego barniza con aceite y salpica con un poco de harina de maíz. Coloca los círculos cuidadosamente y hornea por 6 ó 8 minutos, o hasta que veas que suban y cambien a un color café.
Saca la charola del horno, y coloca tus círculos en una toalla limpia y luego colócalos en una bolsa de papel de estraza, cierra y deja reposar por 15 minutos.  Esto hará que las pitas estén flexibles.  (Si prefieres que tu pan esté crujiente, hornea por 10 a 12 minutos y deja enfriar directamente en una rejilla). ¡Bon Appétit!



No hay comentarios: