Translate

miércoles, 10 de febrero de 2016

Chocolate

Hay tanta gente que habla apasionadamente del amor al chocolate; yo por ejemplo, incluida en ese grupo.
Para obtener un  sabor completo del cacao, necesitas comer un buen pedazo de chocolate amargo, necesitas masticarlo muy bien para que el chocolate libere su auténtico sabor, después deja de masticarlo por unos segundos para que le des la oportunidad al chocolate que se derrita en tu boca y después con movimientos suaves de tu lengua, mueve de lado a lado en tu boca ese chocolate que estás comiendo.  En ese momento te deleitarás con el sabor, percibirás un cierto dulzor pero no excesivo, sino por el contrario,  algo amargo, pero ¡delicioso!.
El chocolate es uno de los productos que compramos, más complejos en su estructura.  Pero un buen chocolate será siempre ¡eso! un buen chocolate.
El mejor chocolate tiene altos porcentajes de semilla de cacao criollo, ya que tiene mejor sabor y crece primordialmente en el Sureste de México, Venezuela, Ecuador,Colombia, Indonesia, Caribe, entre otros.
En cada entidad tiene un distintivo sabor producido por la calidad de las semillas del cacao.  Hoy en día, la producción de este riquísimo producto se ha extendido por todo el mundo, la calidad es diferente y superior en muchos casos.
Hay tanto de donde escoger que lo único que te recomiendo es, distingue al buen chocolate, por su brillo, tiene que verse brillante y hermoso y ¿el sabor?  no se diga más, nadie te puede timar.
Cuando tengas tiempo, lee un poquito de su historia. Al calce te la resumo.
Pastel de chocolate
Ahora bien, te recomiendo que mantengas el chocolate fuera del aire y luz, estos son los principales enemigos de su descomposición.
Se acerca el 14 de febrero, y quisiera compartirte una receta, la más querida y consentida de mi vida, el Pastel de chocolate.
La escribo desde hoy, para que te animes a hacerlo con anticipación y de verdad te digo, es un pastel riquísimo, y si le pones un poquito de cariño, saldrá mejor.  Recuerda compra el mejor chocolate que puedas encontrar.
Este pastel no tiene harina, se mantiene en refrigeración por varios días, sin embargo, te recomiendo que lo saques del refrigerador una media hora antes de consumirse, cómelo a temperatura ambiente, o si lo prefieres, frío, pero en mi opinión a temperatura ambiente es mucho más rico deleitarlo. Este pastel es una delicia, recibirás felicitaciones, te lo aseguro.

Pastel de Chocolate
Rinde 1 molde de 24 cms. 6-8 personas
Ingredientes

480 grs. de chocolate amargo en barra
150 grs. de mantequilla sin sal (la mejor que puedas conseguir)
6 huevos grandes separados
160 grs. de azúcar
125 grs. de crema para batir
60 grs. de coco rallado ligeramente tostado en el horno.


Procedimiento

Caliente el horno a 180°C.
Preparar molde para pastel, con mantequilla y harina por todos lados (el molde desmontable, es mejor, para este tipo de pastel).
Colocar en la base del molde, papel encerado (esto es para que no se pegue y se rompa).
Poner al fuego un recipiente con 1 ó 2 tazas de agua, colocar encima de esto, otro recipiente que encaje en la boca de esa cazuela, sartén o lo que sea, evitando que el agua, lo toque, es por ello,que tendrás que mantener a fuego medio el agua, sin que hierva y evitar que el agua toque el otro recipiente que tiene encima.  Al recipiente que tienes encima poner 300 grs. de chocolate en pequeños trozos, la mantequilla y esperar a que se derritan. Mover de vez en vez con una espátula, sin batir.  Retira del fuego y deja enfriar un poco.
En otro recipiente grande batir hasta mezclar perfectamente las yemas junto con el azúcar. Dejar reposar.
Con la batidora eléctrica, batir las claras a punto de turrón hasta que éstas formen picos.  Ahora bien, en forma envolvente colocar a la mezcla del huevo,  las claras, y después incorpora la mezcla del chocolate en la misma forma, envolvente.
Llena tu molde y saca las burbujas, golpeando levemente el molde sobre una superficie dura.
Hornear aproximadamente de 35 a 40 minutos (no abrir el horno antes), introduce un palillo, y si éste sale limpio, saca el pastel del horno y deja enfriar un poco, el pastel se irá "bajando" poco a poco, es normal.
Cuando el pastel esté tibio (no caliente) desprende del molde empezando por las orillas el pastel, se sumirá el pastel del centro, las orillas que aún están "arriba", aplástalas hacia adentro para que el pastel quede todo al mismo nivel.
Pon un plato sobre el molde y voltea, desprende el papel encerado con mucho cuidado.  Deja reposar.
En un recipiente poner a calentar la crema para batir, cuando suelte el hervor, incorpora los 180 gramos restantes de chocolate amargo en trozos pequeños.  Empieza a mover para que la crema y el chocolate se unan, no batir.   Una vez incorporado, vierte ese chocolate derretido sobre el pastel empezando por el centro del pastel y con una espátula empieza a cubrir todo el pastel por completo. Deja enfriar.  Al final esparce el coco rallado sobre el pastel. ¡Bon Appétit!

Nota: Puedes esparcir sobre el pastel,  nuez picada, piñones, almendras, chocolate rallado o combinación de algunos.  Acompaña, si lo deseas, con un coulis de frambuesa, fresa, mango, etc., así es como lo presento normalmente, sobre un espejo de coulis y lo hago de la fruta que esté en estación.
Ver receta de coulis en : Camembert al horno













2 comentarios:

Almudena Benito dijo...

Me encanta!!! Sobre todo mil gracias por la receta, una de mis favoritas también!!! 

Elsa Flores Ahedo dijo...

Gracias, con cariño.