Translate

miércoles, 17 de agosto de 2016

Tarta de Manzana

Esta tarta es la predilecta de mi marido, porque tiene mucha manzana. Esta tarta  es estupenda, ideal para media tarde, (después de haber comido), es muy fácil de hacer y la costra que tiene en la parte superior de la tarta lo hace crocante y delicioso, además de único.
Tendrás que comprar muchas manzanas para poder hacer esta receta.  Ahora bien, si lo deseas, puedes quitar la cáscara de la manzana; en lo personal, la conservo, porque ahí es donde se encuentran la mayoría de las vitaminas de la manzana, cuando se cuece no se siente la cáscara y de verdad se mantienen los nutrientes en la medida de lo posible.  Pero si por razones de estética la deseas quitar, adelante, estará igual de rico.  Toma nota ...

Tarta de manzana con costra de canela
Rinde para 8 porciones

Ingredientes

Base para la tarta
1 1/3 tazas de harina integral
1/2 cucharadita de sal
1/2 cucharadita de azúcar morena
1/2 barra de mantequilla sin sal de (90 grs.) muy fría y cortada en cubos pequeños de 2 cms.
1/4 taza de manteca vegetal (60 grs.) muy fría y cortada en cubos pequeños de 2 cms.
3 cucharadas de agua con hielo (quizás un poco más)
1/2 cucharadita de vinagre de manzana

Relleno
1.400 kgs. de manzana roja, sin corazón y cortada en rodajas de 1 1/2 cms.
2/3 taza de azúcar morena
2 cucharadas de harina blanca
2 cucharadas de canela molida
2 cucharadas de mantequilla derretida

Costra (cubierta de la tarta)
1 taza de harina blanca
1/2 taza de azúcar morena
1 1/2 cucharaditas de canela molida
1/2 cucharadita de sal
6 cucharadas de mantequilla muy fría, cortada en cubos de 1 cm.

Helado de vainilla (opcional)



Procedimiento

Empecemos con la base de la tarta, mezclar la harina, sal y azúcar en un recipiente grande, adiciona la mantequilla y manteca vegetal, con la ayuda de la yemas de los dedos frota la harina junto con las grasas hasta que la mezcla de harina con grasa se vea como arena.  Mezcla en un vaso las 3 cucharadas de agua helada junto con el vinagre de manzana,  Salpica tu mezcla de harina con esta agua poco a poco y con la ayuda de un tenedor mezcla muy bien, hasta que se formen pequeños grumos, adiciona más agua si la mezcla estuviera seca, de lo contrario, amasa y forma una bola; forma después un disco y envuelve en plástico film y refrigera por 30 minutos.

Ahora bien, enciende tu horno a 200°C, coloca la parrilla en medio del horno. Saca del refrigerador tu base y extiéndela con un poco de harina.  Saca un refractario redondo de vidrio de 30 cms. de ancho (aprox), acomoda la base de tarta cubriendo por completo, si te sobra masa dobla hacia adentro y con la ayuda de tus dedos, cubre por completo; una vez cubierto todo con la ayuda de un tenedor, (en forma de adorno) presiona el tenedor hasta cubrir toda la orilla.

Mete al refrigerador y continúa con el relleno.

Mezcla todos los ingredientes del relleno en un recipiente grande y revuelve toda la manzana hasta que se cubra por completo. Ahora continúa con la cobertura de la tarta.

Para la cobertura en tu procesador de alimentos o licuadora, Procesa los 4 primeros ingredientes, y después agrega la mantequilla fría en cubos y procesa en lotes muy pequeños, (opción pulsar de un procesador de alimentos), hasta que se junten todos los ingredientes y tenga una apariencia como a arena húmeda.

Regresemos al relleno, vuelve a mezclar para redistribuir los jugos, saca del refrigerador tu base de la tarta y acomoda el relleno de la manzana poco a poco, haciendo filas y traslapando cada rodaja de manzana hasta cubrir por completo la base y así sucesivamente.  Una vez que has terminado el relleno, cubre por completo la tarta con la costra, necesitarás ayuda de tus manos para cubrir por completo toda la tarta.  Mete al horno por alrededor de 40 minutos (en lo personal le pongo por debajo de mi refractario, una bandeja para galletas, para que si escurre, no me ¡ensucie el horno!, puedes hacer lo mismo, si lo quieres). Si en este lapso ves que tu tarta se está dorando mucho, cubrirla con un pedazo de aluminio.  Reduce la temperatura 180°C y sigue horneando por 45 minutos más, o hasta que en el centro de tu tarta se "sienta" tierna. Verás que el líquido de la manzana estará hirviendo.   Sacar del horno y dejar enfriar, alrededor de 1 hora.  Corta y sirve con helado de vainilla, si así lo deseas.  ¡Bon Appétit!











No hay comentarios: